Navega dentro del Blog en sus secciones

Cargando...

lunes, 29 de agosto de 2011

¡Fuera manos de la justicia! " Juan Antonio Martínez "

“Entré a la Casa de Justicia de mi país y comprobé que es un nido de encantadores de serpientes”. Roberto Sosa.

Con mucho agrado he leído la noticia que la Asociación de Jueces por la Democracia ha iniciado una campaña para rescatar la independencia del Poder Judicial en Honduras, exhortando a los políticos y grupos de poder a sacar las manos del sistema de justicia para garantizar la seguridad jurídica y la independencia del Poder Judicial. Nada más alentador que esta acción tomada por estos jueces honestos que se han mantenido incorruptibles a las presiones, marginamiento e inclusive amenazas de los grupos de poder y políticos corruptos.

Ha sido tradicional que la justicia en nuestro país ha estado influenciada en demasía, por poderosos intereses mercantiles y políticos tradicionales que han utilizado su poder, para favorecer sus propios intereses, de familiares, amigos o, para proteger y obedecer a los que con su dedo señalan a los que serán jueces y magistrados. En otros casos, la justicia es influenciada para hostigar, perseguir y acorralar a los adversarios de los grupos fácticos que controlan el poder, produciendo una angustiosa inseguridad que afecta a toda la sociedad.

Preocupa a la Asociación de Jueces por la Democracia la disfuncionalidad del sistema de justicia en Honduras, que en su conjunto está representada por la Policía, el Ministerio Público y el Poder Judicial, pues esta situación es la causante del alto grado de impunidad que se registra en el país y la inseguridad jurídica que causa desaliento en la sociedad y aleja la inversión. Además, la injerencia de los grupos de poder sobre la justicia hace que se dude de las decisiones de los jueces, poniendo en precario la independencia e imparcialidad que debe normar su desempeño.

Para los proponentes del rescate de la independencia del Poder Judicial en Honduras es imperativa la instauración, de inmediato, de la Carrera Judicial, para acabar con las nominaciones de dedo, que tradicionalmente se ha venido haciendo en el país, para seleccionar a jueces y magistrados en el sistema jurídico nacional. De esta forma se impediría el habitual mañoseo de la justicia en el país que tanto daña la credibilidad y mina la confianza de propios y extraños en nuestro sistema judicial.

Frescos están en nuestra memoria los acontecimientos que desembocaron en la ruptura del orden constitucional en el país, en los cuales fue visible la complicidad de la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público con las fuerzas que ejecutaron el golpe de Estado y más aun, el acoso y la persecución judicial, tanto al ex presidente Zelaya como a los funcionarios más cercanos de su administración. En cambio, a los militares que participaron en la violenta captura e ilegal expatriación del presidente constitucional, en aquel entonces, fueron sobreseídos en sus procesos con argumentaciones poco creíbles.

Para lograr que suspendieran las falaces acusaciones contra Zelaya y se permitiera su regreso al país, fue necesaria la intervención del presidente Lobo en el sentido de “casi rogar a la Corte, que cooperara” para hacer viable el Acuerdo de Cartagena de Indias, Colombia, por el cual se comprometía el Gobierno a garantizar el retorno del ex presidente, a cambio de lo cual Honduras recobraría su asiento en la OEA.

Al fin de tantas presiones de la sociedad y del mismo Gobierno se logró, bajo la mesa, un acuerdo para suspender los requerimientos fiscales contra el ex mandatario que permitió su regreso al país y la de sus más cercanos colaboradores, éstos con el compromiso de presentarse ante los tribunales de la República, para defenderse de las acusaciones en su contra, con las garantías de un proceso justo e imparcial. Cosa que no sucedió de esta manera porque en el caso del abogado Enrique Flores Lanza, el juez se ensañó dictándole arresto domiciliario y una caución inédita de más de 20 millones de lempiras.
También fue muy cuestionada la imparcialidad de la actual Corte Suprema de Justicia en el caso de los defensores públicos despedidos por manifestarse en contra del golpe de Estado del pasado 28/6/09 y su negativa a restituirlos, pese al llamado de diferentes sectores de la sociedad y organismos de derechos humanos, lo que a juicio del presidente Lobo, en ese momento, estaba causando mucho daño a Honduras.

Pero llegará el día en que la justicia en nuestro país resplandecerá como un sol diáfano, iluminando con sus destellos iridiscentes el cielo azul de nuestra nación. ¡Ese día será cuando los políticos saquen sus manos del sistema de justicia nacional!

2 comentarios:

Msc. Ronny José Durán Umaña dijo...

hoy día los Poderes Judiciales de América Latina han encontrado diversas formas de violentar el principio de independencia del Juez, en Costa Rica recientemente en un proceso disciplinario que se me siguió se cuestionó por el Tribunal Administrativo si la Constitución Política era aplicable. Meses después todavía me cuestiono si verdaderamente eran abogados y donde estudiaron?

Msc. Ronny José Durán Umaña dijo...

hoy día los Poderes Judiciales de América Latina han encontrado diversas formas de violentar el principio de independencia del Juez, en Costa Rica recientemente en un proceso disciplinario que se me siguió se cuestionó por el Tribunal Administrativo si la Constitución Política era aplicable. Meses después todavía me cuestiono si verdaderamente eran abogados y donde estudiaron?

Publicar un comentario

Agradecemos sus comentarios sobre cada publicacion en el blog