Navega dentro del Blog en sus secciones

Cargando...

lunes, 25 de octubre de 2010

Retazos de mi vida política (Golpe de Estado 1963)

Por la gracia de Dios nos tocó nacer en un paradisíaco rincón de nuestra amada Honduras, Santa Rosa de Copán. Como mis progenitores pertenecían al Partido Liberal , desde que yo era un infante me tocó sufrir las continuas amenazas y persecuciones a mi familia con que el general Carías acosaba a sus adversarios políticos en la época que se dio en llamar “De la bendita Paz”.

Recuerdo que con mi madre y mi hermano en brazos, corríamos a refugiarnos en la casa contigua que habitaba monseñor Emilio Morales Roque, tío del Dr. Ramón Villeda Morales, cuando mi padre perseguido por la dictadura, se vio obligado a salir hacia el exilio por el delito de ser un “colorado pernicioso”, pese a que se dedicaba exclusivamente al ejercicio de su profesión, pero había cometido el pecado de figurar para unas elecciones en la planilla de diputados por Copán por el Partido Liberal.

Cumplidos mis 11 años, comenzando la secundaria, vivíamos en la casa propiedad de la familia donde hoy se encuentra el Hotel Elvir, cuando don Tiburcio iniciaba su tercer periodo para el cual se había auto reelegido. Un 24 de diciembre a las 8 de la noche, mientras mi padre ayudaba a mi madre en la decoración de un nacimiento entre el regocijo de todo el grupo familiar, una soldadesca forzaba la entrada a nuestro hogar con la intención de capturar a mi papá “por orden superior”. Gracias a la lealtad de un mozo de la finca “La Cubana” y al arrojo de mi madre, logró escabullirse hacia el traspatio y escalar un tapial que colindaba con la casa vecina. Mi padre logró huir dejándonos sumidos en la angustiosa zozobra de no saber de él hasta tiempo después. Como podrán imaginarse, fue una muy mala “nochebuena”, como también lo fueron los días en que siendo jóvenes nos tocó sufrir en esa época cruel que dieron en llamar: del encierro, destierro y entierro, tal era la trilogía característica del viacrucis que hacían sufrir a todo aquel que no comulgaba con las arbitrariedades del régimen.

Contaré a grandes rasgos que recién casado, luego de finalizar el gobierno del Dr. Juan Manuel Gálvez, que fue un respiro para la democracia y para los liberales en particular, fui activista en la campaña para la Presidencia de la República del Dr. Ramón Villeda Morales que culminó con el triunfo de Villeda. En ese tiempo junto a 18 jóvenes estudiantes, se nos encarceló por el simple hecho de andar colocando propaganda del partido con la efigie del candidato. La posterior elección fue boicoteada para impedir que Villeda Morales asumiera el poder y don Julio Lozano Díaz se constituyó en dictador.

Al Dr. Villeda Morales los que hoy hablan de la amenaza del socialismo, lo acusaban de comunista y a sus partidarios nos decían “villedocomunistas”. Por ese tiempo, fungía como presidente de Guatemala Jacobo Arbenz Guzmán, electo por el pueblo y acusado por los reaccionarios chapines de ser comunista, dadas las reformas sociales de su gobierno puestas en vigencia en aquel país. Con intención de atemorizar a los electores hondureños los adversarios del liberalismo aseguraban, que de ganar Villeda la presidencia iba a aplicar en Honduras las “reformas comunistas” de Árbenz: repartir las tierras de los hacendados, despojar a los ricos de sus capitales, nacionalizar las empresas y adoctrinar a los niños en el comunismo.

Esa misma campaña fue copiada por los nacionalistas para impedir que Villeda llegara a la Presidencia, todo ello, con la complicidad de las compañías transnacionales que gozaban como ahora de enormes concesiones por parte de los gobiernos.

Al igual que Suazo Córdova con contras, don Julio Lozano Díaz, siendo presidente de facto, comprometió la soberanía del país, facilitando al territorio hondureño a las fuerzas del coronel Carlos Castillo Armas para que invadiera Guatemala y derrocara a Jacobo Arbenz Guzmán. El Departamento de Copán fue plataforma de lanzamiento para prestar apoyo logístico a las tropas invasoras con el apoyo descarado de la CIA. Aviones pilotados por mercenarios salían a diario a bombardear los poblados guatemaltecos, pequeñas aldeas habitadas por campesinos eran exterminadas. Fuimos testigos de cómo desde Santa Rosa y de Copán Ruinas salían los contingentes armados que posteriormente derrocaron a un gobierno legítimamente electo por el pueblo guatemalteco, bajo la acusación de ser un gobierno pro comunista, colocando en su lugar al tristemente célebre coronel Carlos Castillo Armas. Paradójicamente, en fecha reciente, documentos desclasificados del Pentágono hacen alusión al gobierno de Árbenz Guzmán reconociendo que éste jamás fue comunista.

El gobierno de Villeda Morales fue el de mayor proyección social que había habido en la historia del país al promulgar leyes de avanzada. No obstante, el gobierno de Villeda Morales siempre estuvo asediado por los eternos enemigos de la democracia que montaron campañas de descrédito, acusaciones de comunista y varias intentonas de bajarlo del poder por parte del partido Nacional y el coronel Armando Velásquez Cerrato, quien logró soliviantar a algunos batallones para tomar por asalto la Policía Nacional de Tegucigalpa, el 12 de julio de 1959, el pueblo se armó y salió a las calles en defensa del Gobierno de la Segunda República Al faltarle el apoyo ofrecido por los militares a la hora de salir huyendo para refugiarse en la Embajada de Costa Rica, Velásquez prendió fuego al edificio policial en el centro de la ciudad y hubo varios muertos. Posteriormente, Velásquez Cerrato se trasladó a Nicaragua, donde continuó hostigando al gobierno liberal con el apoyo del Gobierno de Somoza.

El estribillo del villedocomunismo con que insistentemente se acusaba a los liberales, era usado con insistencia por una radio clandestina de Velásquez--“radio rebelde”, misma que había sido facilitada por la CIA y que fue usada para derrocar a Arvense. La operaban los amigos del coronel Velásquez para despotricar contra el gobierno de Villeda. Fui testigo presencial cuando los llamados “rebeldes” se tomaron en 1969 el cuartel de la ciudad de Gracias donde yo prestaba servicio social previo a la opción de mi título universitario. Pude ver horrorizado la carnicería de humildes soldados, campesinos de caite que reclutaban por la fuerza muertos en las cunetas de las calles y en los predios del cuartel de Gracias, donde se respiraba el característico olor de la sangre fresca propia de un matadero, vaya coincidencia al igual que hoy, en nombre de la democracia. Aun hoy nos preguntamos: ¿Qué caso tenía tomarse el cuartel de la ciudad más cachureca de Honduras?, y los responsables de tal masacre que han quedado impunes ¿podrán dormir tranquilos con paz en sus conciencias?, ¿acaso es esa “la democracia que hoy defienden los “constitucionalistas” del siglo XXI?

Recién egresado de la Universidad entré de lleno a la política como seguidor del Dr. Modesto Rodas Alvarado, como a Rodas no podían acusarlo de comunista, lo acusaron de ser un hombre despótico que amenazaba a los nacionalistas, atribuyéndole falsamente que en sus discursos decía que “faltarían pinos en Honduras para colgar a todos los cachurecos”. Nosotros, los que le acompañamos en sus giras por el país, jamás le escuchamos proferir semejantes amenazas. La campaña de odio que le endilgaban a Rodas sirvió para que las Fuerzas Armadas lo usaran para amenazar al Dr. Villeda Morales con darle un golpe de estado si Rodas era postulado en la Convención como candidato oficial del liberalismo. El Dr. Villeda, que no simpatizaba con la candidatura del Dr. Rodas, convocó a los más sobresalientes líderes del liberalismo, y fue así como asistimos a una reunión que tuvo lugar en Tela, donde en su discurso el presidente Villeda nos informó sobre la amenaza de Oswaldo López Arellano a nombre de las FF.AA., de que si Rodas era electo candidato en la convención, corría el riesgo de no terminar su período de gobierno. Por unanimidad respondimos al Presidente que lamentábamos no atender su recomendación puesto que el pueblo ya había tomado la decisión de apoyar la candidatura del Dr. Modesto Rodas Alvarado. El Dr. Villeda, al ver fracasado su intento, dijo a la concurrencia más o menos estas palabras: … “entonces, ya vendrán a mi casa a pedirme consejos” y sentenció, “pero será demasiado tarde”.

La amenaza de López Arellano se consumó el 3 de octubre de 1963, esa madrugada un contingente militar fuertemente armado irrumpió forzando la entrada de mi casa. Mientras rompían la puerta a culatazos, tuve tiempo de correr con mi hermano Roberto a refugiarme a un subterráneo de 4x4 metros. que mi padre había mandado a excavar debajo del dormitorio de mi abuela, donde en caso necesario podía esconderse como lo había hecho cuando era perseguido en tiempos de la dictadura de Carías.

Nunca imaginé que el escondite que antes sirvió de refugio a mi padre, ahora me serviría a mí. Allí pasamos el resto de esa madrugada mientras invadían nuestra casa para registrar hasta el último rincón y luego mis oficinas en el edificio de La Voz de Occidente que fue puesta al aire identificándose como “La Voz del Batallón Lempira antes La Voz de Occidente”. Destrozaron muebles y equipos de valor, hicieron añicos toda la discoteca. Posteriormente me acusaron de haber encontrado documentos que me comprometían con el comunismo internacional, folletos de adoctrinamiento y fajos de billetes en dólares que yo recibía de la Unión Soviética, además de armas y explosivos para cometer actos de terrorismo.

Estuve escondido juntamente con mi hermano Roberto en el Consulado de Guatemala, después de salir de Santa Rosa clandestinamente con ayuda de la familia de mi señora que siendo nacionalistas, les tocó ser testigos de esa odisea en que se vio involucrada mi esposa y mis tiernos hijos. Exponiendo la vida partí por carreteras militarizadas, esquivando retenes logré llegar a San Pedro Sula, donde nos esperaba el abogado José Fernández Guzmán que me escondió en su casa de Río de Piedras que recién había construido donde permanecí por tres días mientras mi familia en Tegucigalpa, gestionaba asilo en la Embajada de Argentina. Sorteando toda clase de peligros y bajo un clima lluvioso, ratos a pie evadiendo retenes militares, y ratos en carro, Pedro mi hermano vino de la capital a recogerme a la hidroeléctrica de Cañaveral hasta donde me llevó camuflageado Chepe Fernández Guzmán. No recuerdo cuántas horas tardó nuestro viaje a Tegucigalpa, pues para evadir los numerosos puestos de control militar debía bajarme del carro y pasar a pie por los montes bajo un tiempo inclemente. Entrada la tarde llegamos a la Capital y logré asilarme en la Embajada de Argentina luego de burlar la custodia militar que había en la entrada de la embajada.

Partí por la vía aérea tres días después, amparado en un salvoconducto que gestionó el embajador Lludvar con el canciller Jorge Fidel Durón. Ya en San José de Costa Rica, alquilamos un pequeño apartamento que compartimos con el Dr. Modesto Rodas Alvarado en casa de Antonio Herdozia Sacasa, de origen nicaragüense, donde el periodista Juan Ramón Ardón, el Indio Sánchez y el Prof. Alfredo Mejía Lara, sacaron un periódico combatiendo a los golpistas de aquel entonces que se introdujo al país por medio de marinos hondureños que viajaban a puertos costarricenses. En San José se me entregó copia de una lista que aún conservo y que el gobierno golpista había enviado a las líneas aéreas; en ese listado figura mi nombre entre otros “41 comunistas peligrosos”, a quienes no deberían vender pasajes para transportarse a Honduras.

A grandes rasgos he querido contar cómo “los patriotas constitucionalistas” que hoy hacen causa común con los que antaño sojuzgaron a los liberales auténticos, son los mismos continuistas que nomás ayer atropellaron la democracia y hoy propalan especies como las que usaron décadas atrás para defenestrar a Jacobo Arbenz Guzmán en Guatemala y a Ramón Villeda Morales en Honduras, y que actualmente sueñan hasta con un golpe de Estado. ¿Cómo pretenden que los hondureños hoy crean en sus acostumbradas patrañas? Porfirio Lobo Sosa, candidato a la presidencia por el partido Nacional, como político inteligente y experimentado, siempre ha sabido que al pueblo ya no se le puede engañar porque la exclusión, la inequidad y el hambre, no tienen color político, por lo que es urgente un nuevo pacto social, y Pepe Lobo, como candidato presidencial, debe aconsejarse sobre lo que escribió Roberto Quesada en un artículo aparecido en Diario Tiempo de fecha reciente:… “Cualquier aspirante a presidir el país que no comulgue con el derecho soberano del pueblo a emitir su opinión, está enviando LA SEÑAL INEQUIVOCA de que no desea cambios y que prefiere seguir utilizando al pueblo como plataforma para los privilegios de unos cuantos, en detrimento de la gran mayoría”.


(NOTA: Publicado días antes del golpe de Estado Militar del 28 de junio del 2009)

Santa Rosa de Copán 20 de junio 2009



Wikio

2 comentarios:

Anónimo dijo...

AUNQUE LA MAYOR PARTE DE LO QUE TU DENUNCIAS ACA ES CIERTO, TAMBIEN ES CIERTO QUE ES FALSO QUE PERSONAJES QUE DURANTE TODA SU VIDA, FUERON PARTE DEL CORRUPTO ESTABLISHMENT POLITICASTRO CATRACHO COMO EL VASTAGO DEL VERDUGO D LOS HORCONEZ Y SU MUJER XIOMARA CASTRO ES HIJA DE QUIEN FUE EL BRAZO DERECHO DEL EXCORONEL 2 VECES GOLPISTA FALLIDO ARMANDO VELASQUEZ CERRATO Y QUE PERSONAJES COMO PATTY RODAS BACA Y CARLOS O. MONTOYA Y SUS FAMILIAS REPRESENTAN AL IGUAL QUE LOS ANTERIORMENTE MENSIONADOS, OSCURAS TRAYECTORIAS DE CORRUPCION EN PERJUICIO DEL ERARIO PUBLICO, NO HACE FALTA QUE COMIENCE A ENUMERAR SU EXTENSO PRONTUARIO DELICTIVO EN ESE RENGLON?

Anónimo dijo...

SI SOS TAN RECTO, NO SOS SECTARIO Y AMAS + A PAIS QUE A TUS POSIBLES MOVIDAS $$$ CON EL DELINCUENTE DE MEL Y SUS SACOS $$$ CHAVIZTAS CON TERRO-PETRO-NARCO-DOLARES, VOTA POR EL PAC Y POR SALVADOR GAYRALLA, QUE ES UNA PERSONA SIN COLA, DEMASIADO CAPAZ, SINCERO E INTOLERANTE A LA CORRUPCION Y A LA CONDUCTA PUSILANIME DE LOS PARASITOS IMBECILES QUE ASPIRAN A CONTINUAR MAMANDO DE LA TETA PUBLICA. ACORDATE QUE TANTO EL ANALFABESTIA DE MEL COMO SU BURRA-COCINERA DE LA CHOMA CASTRO, NINGUNO OSTENTA NI UN TRISTE CARTON DE GRADUACION DE LA EDUCACION SECUNDARIA Y POR EL MISMO CAMINO VAN SUS VASTAGOS CONTRADICTORIAMENTE OLIGARCA Y NO ROBO-ILUSIONARIOS, YA QUE ESTAN CASADOS CON LOS MELARA-FACUSSE Y KAFATTI, ASI QUE MENOS PAJA Y MAS ACCION DEPURADORA.

Publicar un comentario en la entrada

Agradecemos sus comentarios sobre cada publicacion en el blog